Jornada sobre la EAE en los jueves de la ACE

El pasado jueves asistí a la jornada que sobre la EAE organizó la ACE con ASCEM. El acto, presentado por los respectivos presidentes de las dos asociaciones, David Garcia y Joan Delriu, contó con tres conferenciantes: Alfredo Arnedo, Nati Pastor y Àlex Casteleiro, todos ellos ponentes de la instrucción.

De Arnedo conservo una nítida imagen de hace muchos años, cuando tuve la suerte de tenerlo como profesor en un par de clases de un curso en la Fundació Politècnica de Catalunya. No me decepcionó: su exposición fue tan concisa y comprensible como lo fueron las clases que recuerdo. Para quien no haya podido (o querido) asistir al acto haré un breve resumen de su ponencia y resaltaré, como siempre, lo que más me venga en gana (¡que por algo el blog es mío!).

Para quienes aún no lo sepan, Arnedo comienza por dejar claro que la EAE es la norma que manda, la que está por encima del tantas veces denostado CTE y la que a todo el mundo conviene aplicar (entre otras cosas, porque da lugar a estructuras más económicas). Es una norma basada en el Eurocódigo 3 y que no tiene ninguna contradicción con él. Y si encontramos alguna contradicción es que lo han copiado mal y se trata de un error a corregir: más claro, el agua.

La otra norma en la que se basa la EAE es la norma de ejecución de estructuras de acero EN-1090. Porque una de las novedades más importantes de la EAE es su extenso apartado de ejecución. En este aspecto, conviene destacar la novedad del establecimiento de las “clases de ejecución”: una forma de clasificar las estructuras para determinar su nivel de responsabilidad y que da lugar a la utilización de diferentes parámetros o consideraciones a lo largo de toda la instrucción.

Dicho esto Arnedo nos resume las novedades más destacables, que yo os plagio a continuación con mucho gusto:

  • Coherencia con la EHE.
  • Tratamiento completo de los ELU de acuerdo con el EC-3.
  • Datos y comentarios adoptados de la EM-62, muy útiles.
  • Apartado de estructuras ligeras, inexistente en el CTE.
  • El apartado de uniones es un verdadero tratado más extenso y profundo que el apartado 1.8. del Eurocódigo 3 y con muchas tablas útiles (¡a ver si es verdad!).
  • Nuevos apartados de resistencia al fuego y diseño antisísmico.
  • Nuevos apartados de ejecución, montaje y control.
  • A destacar el capítulo de tolerancias.
  • Posibilidad de tomar γM0= γM1 = 1,00 en vez de 1,05, según las tolerancias prescritas y el nivel de control previsto. Parece ser que en el Ministerio hubo leches por esta cuestión, pero al final se impuso el criterio del más lanzado gracias a que en el resto de Europa todo indica que es el coeficiente preferido. Tema curioso éste, y verdadera excepción a la Ley del Acojonamiento General, según la cual cuando se reúnen unos cuantos sabios para decidir un coeficiente no gana el criterio del más sensato, sino el del más acojonado …

Arnedo destaca especialmente la tabla 32.3, que según él vale su peso en oro, donde se especifica el grosor máximo del material base en función del tipo de acero y de la temperatura para evitar la rotura frágil.

Finalmente recomienda entrar en www.dimcelsa.com donde encontraremos un programita gratuito para el cálculo de secciones en clase 1, 2 y 3 (y próximamente en clase 4) a flexocompresión esviada y todo tipo de pandeo. Yo lo he probado (previa comunicación de todos mis datos, DNI y color de los calzoncillos incluidos) y está muy bien … si dispones de un cuarto de hora para entrar los datos de cada sección, eso sí. Por cierto, se me ha colgado al sacar los resultados. ¡Ay, las malditas divisiones por cero!

Tras la ponencia de Arnedo nos habló Nati Pastor sobre el tratamiento de las estructuras ligeras, aquellas que se encuentran en el apartado 1.3. del Eurocódigo 3 y que ni están ni se las espera en el CTE. Resaltaré sólo algunas cuestiones:

  • La EAE permite incrementar el límite elástico del acero por el conformado en frío de los pliegues, lo que estaba prohibido expresamente en el CTE. Nunca es tarde si la dicha es buena.
  • La relación c/t para secciones esbeltas es menos estricta que el CTE.
  • Se habla de la resistencia post-crítica de la abolladura.
  • Se puede comprobar si la chapa de cubierta arriostra adecuadamente las correas a pandeo lateral con tornillos rosca-chapa.
  • Nuevo límite de flechas para acciones variables en cubiertas, de acuerdo con los estándares europeos: L/200. Bueno, quizás no, porque eso es coto privado del CTE y parece ser que a última hora fue eliminado. En todo caso, Arnedo asegura que con L/180 hay de sobra, siempre y cuando se vigile la acumulación de agua …

El último ponente fue Àlex Casteleiro, que nos habló sobre las novedades en ejecución y control de calidad. Tema muy interesante pero que no resumiré para evitar deserciones en masa en mi blog. Un único apunte: se pretende que la ejecución se tenga en cuenta ya desde la elaboración del proyecto, de forma que el proyectista se moje y se implique. De esta forma, dicen los ponentes, los pliegos de condiciones dejarán de ser productos del cut & paste más cutre. ¡Santa Inocencia!

En el turno de preguntas Cesc Aldabó y Xavier Mas me echaron una mano, y como buenos amigos que son preguntaron lo que yo ya no me atrevo para no dar siempre la misma imagen de friki: ¿por qué no adoptamos los eurocódigos de una vez y nos limitamos a complementarlos y a redactar guías de aplicación? Y aquí Arnedo mostró sus dotes de portavoz del gobierno y ni dijo sí, ni dijo no, sino todo lo contrario. ¡Qué le vamos a hacer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.